El proyecto imaginado por Frank Lloyd Wright para Bagdag en los años 1950.

En esta sección de nuestra revista de prensa colocaremos los enlaces a textos y reportajes interesantes sobre el urbanismo, la arquitectura y el diseño. Una especie de cajón de sastre donde encontrarán ideas para casas más ecológicas, más humanas y saludables, pero también textos críticos sobre el urbanismo y los modelos de desarrollo y reforma urbana.

El urbanismo en su definición implica la organización global y total de los espacios habitados, tanto en ámbitos urbanos como rurales. Precisamente la forma de organizar las relaciones entre ambos espacios es clave para procurar mejorar las condiciones de vida de los seres humanos. Con todo, pensar un urbanismo social, posee una implicación política determinada y no necesariamente compartida por todos los ciudadanos. La ciudad puede ser un ámbito de consumo o de convivialidad; de individualismo total o de socialización; de trabajo o de ocio; o de todo ello a la vez. Los porcentajes de cada aspecto, las formas y maneras dependen de la organización de ciudades y campos, y ello reside fundamentalmente en los programas políticos que los ciudadanos construyen o votan. Así pues, no hay nada más imbricado en la política y la economía que el urbanismo y la arquitectura, reflejos finales, aceleradores o frenos de modelos societales de economía y política. Por ello, cada plan urbanístico acompañará y conducirá a un modelo distinto de sociedad. En la ciudad del futuro que se dibuja en el presente, las posibilidades son muy diversas a pesar de que todas utilizarán los mismos instrumentos y avances.

La domótica es uno de ellos y para pensar en todo lo dicho les dejamos un ejemplo, el de Amsterdam en un reportaje publicado en la revista francesa Telerama el 19 de noviembre de 2014: Toutes les villes vont en parler, de Emmanuel Tellier.

– Construir una vivienda pasiva que cumpla los exigentes parametros de Passivhaus, es complejo pero no tanto. En este artículo el sobrecoste se sitúa entre el 5 y el 10%. Una vivienda del valle del Roncal en Navarra, llena de ventanas y luz ahorra el 80%. Aviso a navegantes, es decir, a constructores. Una casa que se calienta con dos secadores de pelo, de Clemente Álvarez, publicado en el País el 25 de abril 2013.

La España que respira más sucio, de Maryen Castillo, aparecido en El País el 7 de octubre de 2012. Los puntos negros ambientales en España, causados por la industria, la falta de organización y de un urbanismo más correcto.

Cicatrices de ladrillo, por Clara Blanchar con fotografías de Julia Schulz-Dornburg. Un panorama triste y fotográfico del desastre arquitectónico en España.

La Paradoja de la Fortuna, de Rafael Méndez, publicados en la Revista El País Semanal el 7 de octubre de 2012.  La crisis en España ha tenido un origen inmobiliario. Un motor económico apoyado en el crédito barato (gracias al euro) y al consumo de todos los ciudadanos. Gracias a ese modelo, la construcción desbordó los análisis y el urbanismo quedo reducido a un epígrafe olvidado. Hoy quedan las cicatrices del desastre.

–  Ecobarrios en Francia, nueva arquitectura urbana, por Cala Goliznar, publicado 28 de abril de 2011, en Blog-Francia.com. Los ecobarrios son uno de los nuevos acercamientos del urbanismo a la gestión del territorio urbano. Un acercamiento más sostenible y ecológico.

–  El Museo del Quai de Branly: El edificio de Jean Nouvel, por Cala Goliznar, publicado en Blog-Francia.com. La arquitectura pedagógica es una de las vertientes públicas del urbanismo. El Museo de Arte no Europeo del Quai de Branly, en País es una buena muestra.

– Dakar, la cité des enfants perdus, de Nicolas Delesalle, publicado en Télérama n° 3179-3180, el 18 de diciembre de 2010. El artículo habla tangencialmente del urbanismo de la capital de Senegal, Dakar, pero desde un punto de vista muy amplio y socioeconómico. Se relaciona el urbanismo con la economía y el desarrollo social. Miles de niños vagan en una ciudad poco humana.

– Detroit, la ville qui rétrécit, por Emmanuelle Anizon, publicado en Télérama n° 3179-3180, el 18 de diciembre de 2010. La antigua capital del automóvil es hoy un ejemplo de ciudad en decadencia, que se reduce, se empequeñece. Una vez más toco el compendio social se reúne para explicar los porqués del abandono de esta gran urbe. Varias series y documentales de televisión abordan la cuestión, lo mismo que muchos fotógrafos que han tomado la ciudad fantasma. Un espacio semejante al de la ciudad de París, está desocupado. El modelo de urbanismo basado en las casas unifamiliares ha fracasado en Detroit y con el la clase media negra. Una vez más los problemas del comunitarismo, una fachada de igualdad que mantiene las fracturas sociales y de clase. Un excelente texto para provocar un torrente de ideas.