“No es necesario estar físicamente enfermo para cometer un crimen… es suficiente con estar seriamente herido” (Anders Knutas). Todavía estoy terminando “Nadie lo ha oído” y ya ansío leer el siguiente libro de Mari Jungstedt. El género policíaco me apasiona, no sólo en literatura. Recuerdo aquellos ciclos de cine negro americano que ponían en la...