Si en la sección sobre ecoeconomía se trata de la economía del futuro necesario, en esta recopilaremos artículos que habla de la triste economía real y de las luchas de poder por el control de los recursos. La geopolítica sirve para comprender como tras muchos acontecimientos sociales o políticos, se ocultan tensiones económicas.

Mohamed Nasheed, primer presidente democrático de Maldivas, luchó por el control del cambio climático.

Mohamed Nasheed, primer presidente democrático de Maldivas, luchó por el control del cambio climático.

– Muy interesante, y muy triste, el documental LES MALDIVES : LE COMBAT D’UN PRÉSIDENT de la noche temática de ARTE, sobre la Conferencia Mundial del Clima en Copenhague en 2009.

El documental se centra en la figura del expresidente de Maldivas, Mohamed Nasheed. Nasheed lidera durante la Conferencia, la corriente de países que buscan llegar a un acuerdo aunque sea de mínimos, pero que incluya y obligue, a los países más contaminadores: China, Australia, India, Canada, EE.UU. El documental, my bien llevado, muestra las dificultades y las grandes hipocresías de estas reuniones internacionales. A pesar de la evidencia del cambio climático, tanto los países desarrollados (EE.UU, Canadá, Australia, pero también Europa o Japón), junto a los países emergentes (China, India, Brasil, Sudáfrica, etc…) sólo se preocupan por resolver los problemas de crecimiento económico. Una visión a corto plazo, muchos intereses y la misma soberbia inane con la que se desprecia a los trabajadores/consumidores.

Las islas Maldivas, junto a los archipiélagos oceánicos de Tuvalu, Kiribati y la isla de Nauru pueden convertirse en los primeros países mártires de la crisis climática. Una crisis que es esencialmente económica y cuyos efectos además de diezmar la población mundial será económicas. No quieren comprenderlo.

El Presidente Nasheed, es depuesto por un golpe de Estado en febrero de 2012. El golpe conjuga islamistas puritanos y la élite plutocrática que paradójicamente, o no tanto, controla el sector turístico clave para el país. La joven democracia maldiva se ahoga ante la indiferencia del mundo. Pero, ni los dioses ni el dinero flotan.

PD: Anote Tong, presidente de Kiribati continua el combate por los derechos climáticos de los países amenazados.

LES MALDIVES : LE COMBAT D’UN PRÉSIDENT (Maldivas; El combate de un Presidente) de Jon Shenk (2011), emitido por ARTE el 22 de julo de 2014.

Guerra de tronos 2030. De Javier Valenzuela, publicado en El País del 2 de septiembre de 2012. La visión más popular de la Geopolítica se corresponde con lo que muestra este artículo. Lucha por el poder mundial, pocos escrupulos, nulo interés por la sustentabilidad ecológica o humana. La geopolítica correcta es algo más global y menos interesado, con todo, el artículo muestra las grandes pautas del poder y los desastres que se pueden derivar de ellas. No tanto porque el “poder mundial” bascule, sino porque nuestro pobre planeta ya no está para locuras. Los cambios son necesarios, sobre todo para acabar con las permanencias.

El negocio de la salud de Alfonso Simón, publicado por Cinco Días, el 10 de junio de 2012. Un buen ejemplo de lo antes dicho. De como la privatización de los servicios públicos no busca ningún tipo de eficacia, sino simplemente la mercantilización de áreas que deberían seguir siendo públicas.

Zambie: à qui profite le cuivre? (Zambia, ¿quién se beneficia del cobre?) Documental de Alice Odiot y Audrey Gallet (2011), emitido en la cadena Franco Alemana Arte. Este documental muestra como los recursos naturales acostumbran a ser un lastre para los países que las poseen. Quasi esclavitud, contaminación, corrupción, fuga de beneficios, armamentismo y triquiñielas contables de millones de euros. La multinacional suiza Glenclore se ilustra en el África austral. Un peuqeño extracto, en francés claro.